viernes, 20 de abril de 2012

Tiempo perdido.


 Un anuncio pisoteado, solo eso quedó en el camino. Las letras en él decían claramente <<TIEMPO PERDIDO>>. 

Una niña vio el letrero al pasar por ahí y se detuvo a su lado; lo que más llamó su atención fue el enorme titulo. Se quedó mucho tiempo observándolo, pensando en la razón por la cual se encontraba ahí, en medio de aquel desolado paraje, pisoteado en el centro del camino. ¿Quién escribiría semejante letrero para no anunciar nada?  Le dio la vuelta, el reverso estaba completamente en blanco. Finalmente lo regreso a su posición inicial y, enojada, lo pisoteo con todas sus fuerzas mientras pensaba: “Esto es una pérdida de tiempo”.

La niña se alejo de aquel  lugar, pronto se perdió de vista.

Un anuncio pisoteado, solo eso quedó en el camino…


No hay comentarios:

Publicar un comentario